sábado, 5 de noviembre de 2011

Casa grande en Bornos

















Casi al entrar en la ciudad miramos a la derecha, encontrándonos con esta preciosidad. Junto a una mansión que había en frente, también abandonada.


















Pero en este reportaje os vamos a enseñar la primera. Es una lastima que teniendo dos pisos de altura no se pueda subir debido al mal estado en el que se encuentra. A la zona se accedía por una valla, que estaba abierta de par en par sin ningún candado abierto,  ni cadena liada en sus barras de hierro oxidado. 



Casi todos los accesos estaban tapiados menos tres. Nada más entrar en el primero con encontramos con una sala, desde donde se veía el piso de arriba.



No nos atrevimos a subir, así que seguimos avanzando.



Con lo grande que nos parecía desde fuera... nos fué decepcionando un poco conforme avanzábamos por su interior. Aunque tenía su encanto... cada casa abandonada es única, ya sea pequeña, grande, interesante o no.




Aquí vemos las escaleras que no llevan a ninguna parte...


Y aquí unas que me atreví a subir... pero solo encontré una habitación vacía.

  

Con esto nos despedimos y ponemos rumbo a la mansión abandonada que había en frente.